Comprar/No comprar

Desde que empecé a trabajar, a los 19 años, logre una especie de independencia económica que, a menos que tus padres sean mega ricos y nos les importe nada, no entendés cómo que es hasta que te pasa. Con el trabajo vino el sueldo y con el sueldo el poder del consumo. Pero, como todo, tener un sueldo también requiere un aprendizaje de cómo usarlo. La independencia es genial, porque en mi caso al principio fue: “me voy a poder comprar mi propia ropa” como primera premisa de la vida. Y así fue, en un principio compraba bastante ropa y todavía recuerdo con orgullo mi primera compra: Un tapado negro de Muaa, divino, a $400, que compre en el Luxury (?) outlet del hipódromo. Un precio razonable para hace 3 años, y toda una inversión que todavía sigo usando. Pero, como hubo compras buenas, también hubo un poco de despilfarro, algunas remeras que use poco, una pollera de Zara divina, pero que nunca use porque no encuentro el momento, y algún par de compras fallidas que incluyeron zapatos poco usables o que se rompieron al toque. Con estos años de experiencia encima aprendí a comprar solo lo que voy a usar y amo. A veces me controlo y no compro cosas al toque, como hubiese hecho al principio. Espero una semana y pienso, pienso pienso. Con qué lo usaría, para qué? Y si después de ese tiempo no me lo puedo sacar de la cabeza, ahí si paso la tarjeta. Hay que aprender en qué invertir y en que no. Mis básicos, en los que aunque me duela gastar mas plata, me parecen indispensables son los jeans (basement tiene muy buenos!), las medias y las remeras básicas de buen algodón, que no haga bolitas y, aunque sea una vez al año, zapatillas. En las zapatillas soy como un pibe de 8 años, las uso hasta destrozarlas. Al punto que a veces mi mama me insiste que si quiero, ella me compra unas porque no puedo salir con las pobres supergas con agujeros. Pero yo las amo asi, porque significa que vivieron muchas cosas.

Fuera de la ropa, cuando gané conciencia de lo que era tener mi propio sueldo, empecé a comprar cosas para mi cuarto. Compre un escritorio, un acolchado, cuadros, libros, hasta con la ayuda de la tarjeta de mi vieja, una notebook y una wacom! Cosas que supongo que cuando en algún momento me mude sola se vendrán conmigo y me acompañaran hasta que tenga un hogar decente lleno de cosas lindas (que seguro saldrán caras, y ahi si, tendre que tarjetear hasta el 2185).

Así que este post va para aquellos que recién empiezan a laburar, ya sea por elección propia, o porque sus padres se cansaron de que estén todo el día en casa: piensen antes de gastar. Conciban las cosas funcionando y no solo por la emoción del momento o lo lindo que seria para el instagram. Porque si son como a mi, después les va a dar cosita pedirles plata a sus viejos a fin de mes, porque les quedan 50pe en la cuenta (real).

Anuncios

Un comentario en “Comprar/No comprar

  1. welcome back luci ♥ yo soy mantenida de madre & padre a cambio de hacer la carrera en tiempo y forma (es por eso que prácticamente no tengo vida una vez que termina marzo) y a veces me molesta. si bien hago mi propia plata vendiendo ropa online y me va relativamente bien, a veces quisiera ser un poco más independiente y quizás darme algún gusto o hacer inversiones en cosas que sé que necesito pero no tener que llorar porque me quedo sin plata hasta el mes que viene.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s